Argos custodia al rebaño vanguardista


38 x 46 cm | 2009 | óleo sobre lienzo
| col. privada (Madrid)

No hay acuerdo sobre cuántos ojos poseía Argo. Según unos poseía uno sólo; según otros, cuatro, dos que miraban hacia delante y dos hacia atrás. Otros decían que una infinidad de órganos visuales distribuidos por todo el cuerpo. Fue por esto excepcional como guarda al servicio de Hera, la esposa de Zeus, cuando para ocultar a Ío de la lascivia de su marido, conseguía mantener algunos de sus ojos vigilantes mientras otros dormían. Ocurrió en el caso que nos ocupa, que Hermes, poseedor de la ‘flauta de Pan’, consiguió con su música que todos sus ojos durmiesen pudiendo, así, robar para su provecho el multiforme ‘rebaño vanguardista’ porque Hermes, ladrón y comerciante, lo codiciaba para su propio enriquecimiento.